Una orquesta que es instrumento de difusión cultural
Desde hace 19 años dirige a un eximio grupo que, a través de sus músicos y un repertorio innovador, promueve el arte y la música.

Es una de las “joyas” de la Universidad de los Andes. La Camerata UANDES es una perla que nuestra institución cultiva desde hace 19 años, cuando fue impulsada para ser un instrumento de difusión de la cultura y las artes. “Me dijeron que viniera a probar y ver cómo avanzaría la idea”, recuerda Eduardo Browne, fundador y Director Artístico de esta iniciativa, quien ha sido el encargado de darle cuerpo al innovador proyecto de dirigir conciertos junto a esta pequeña orquesta.

No es gratuito que sea él quien lo ha liderado. Su trayectoria y experiencia musical es extensa. Después de estudiar para ser intérprete de piano en la Universidad de Chile, viajó a Estados Unidos con el objetivo de profundizar sus conocimientos. En ese país, egresó con un magíster de la Johns Hopkins University, en Baltimore, y con una Maestría en Dirección Orquestal de The Julliard School, en Nueva York. Entre 2001 y 2004, fue director residente de la Fort Worth Symphony en Texas, y dirigió conciertos y óperas en Venezuela, Perú, Argentina, Filipinas y Malasia. Además, inauguró el Teatro de Carabineros y el Teatro Municipal de Las Condes donde, en 2013, introdujo la ópera con presentaciones anuales junto a los mejores cantantes de la lírica.

Actualmente, la Camerata lleva 20 temporadas de conciertos y Browne agradece profundamente “la innegable confianza” que se le ha brindado. “Realmente alabo la visión de la Universidad, que da cuenta de que, con la presencia de las artes, nosotros, como mundo universitario y abriéndonos a la comunidad, realmente hacemos un aporte en la vida de las personas. Eso es una belleza muy grande que tiene que ver con el corazón de quienes administran los designios y destinos de esta Universidad, y con la necesidad del ser humano de nutrirse de muchas cosas distintas”, señala.

“Nosotros acompañamos conciertos de rock con coro, conciertos de Navidad, salimos a terreno, somos uno de los conjuntos que más obras comisiona. Todos los años le pedimos a un compositor que escriba una obra nueva”, explica Browne sobre el alto nivel de creatividad que tiene la orquesta. “La Universidad de los Andes ha valorado el impacto emocional que tiene la música en la vida de las personas”, concluye.